Murasaki Baby

Pablo - 1 septiembre, 2014 0


murasaki-baby-4

Fuente Bgamer, resumen del análisis realizado por Alexandre Lopes

Murasaki Baby, el titulo de Ovosonico ha llegado a PS Vita, presentándose como una obra singular en un mundo cargado de tonos negros.

En cuanto a la historia en sí, aunque el gran objetivo sea llevar a Baby al lado de su madre, la verdad es que es difícil crear un vínculo con el jugador. Es muy directa y muy simple.

El departamento gráfico, es posiblemente el mejor punto de Murasaki Baby, hay un grafismo muy bien conseguido al estilo cartoon, pero también es muy negro. Baby, por sí solo, es un personaje extraño (una cara con los ojos en la parte inferior y la boca en la parte superior) que corre como un loco cuando el jugador lo mueve demasiado y hace expresiones faciales que suavizan la experiencia de jugar. En el juego no lo parece pero Baby tiene una vida propia, tiene un visual cautivador y es adorable.

El departamento sonoro es otro de los puntos fuertes. La riqueza sonora es tan autentica que el propio jugador siente los sonidos siniestros que va escuchando en el curso de la experiencia. El propio personaje emite sonidos ensordecedores y se asusta cuando se encuentra en la oscuridad. El sonido ambiente se adapta a cada situación o escenario.

En resumen, Murasaki Baby no es un titulo que gustará a todos los públicos. A pesar de tener un visual único y una banda sonora emocionante, los controles imprecisos y la corta vida, no nos permite recomendar este título a todos los que tienen PS Vita.

Aún así, teniendo en cuenta sus defectos, es un título experimental, extraño y solitario que merece ser jugado por aquellos que buscan una experiencia de juego refrescante.